100 días para evitar la caída

Fuente: cincodías

Según el estudio Radiografía de la pyme en España elaborado por Sage, la principal preocupación de las pymes en la coyuntura actual es la morosidad, que representa un nubarrón en el cielo para un 50,79% de las empresas consultadas, seguido de capacidad de afrontar el pago de las nóminas de los empleados, que preocupa al 15,53%. A una de cada diez de las empresas consultadas le preocupa el cierre de la empresa, la misma cantidad que teme una reducción de la plantilla. No faltan los optimistas: un 14% de los encuestados indicó que no tenía preocupaciones.

Los problemas que llegan a la pyme proceden de diversos frentes. Según explica la directora general de Council Consultores, María Luisa de Miguel, las empresas familiares adolecen de cierta distracción en relación con el control de la tesorería.

En el mismo sentido, Eduardo Navarro, director general del grupo Improven, señala la falta de análisis y el desconocimiento por parte de la dirección de las empresas de las áreas que están generando una facturación de mayores dimensiones o cuyas operaciones tienen una mejor rentabilidad.

Existe un tercer problema que se cierne como amenaza sobre las empresas de dimensiones reducidas. El parón económico ha provocado que muchas de ellas hayan entrado en un proceso de reestructuración constante. Es decir, los cambios que introducen en su día a día resultan a corto o medio plazo insuficientes para volver a la estabilidad financiera, por lo que la dirección vuelve a plantear otra ronda de cambios. Las transformaciones sucesivas degeneran en una etapa de reestructuración permanente, con numerosas consecuencias perniciosas para las empresas.

En definitiva, las situaciones de cambio permanente generan desconfianza sobre el futuro de la empresa, de ahí que firmas como Improven recomienden la aplicación de un plan de choque lo suficientemente ambicioso como para sacar a la firma del atolladero. ¿Por qué exactamente 100 días? Los expertos en gestión empresarial consideran que se trata de un plazo en el que pueden tomarse decisiones ambiciosas, pero igualmente es un periodo de tiempo lo suficientemente corto para que no represente un desgaste del compromiso de los agentes implicados.

La tecnología puede ayudar a mejorar

La tecnología puede representar una tabla de salvación para las compañías con dificultades. “Aunque depende de la tipología de empresa y de los recursos destinados a la informática de todo el negocio, son pocos los que, a estas alturas, no cuentan con buenos equipos”, indica Ferran Serrano, el director de marketing de T-Systems Iberia.

Ello no quiere decir que la pyme esté sacando todo el jugo posible a las oportunidades de las TIC. Por ello, recomienda la externacionalización de servicios que no forman parte del negocio principal de la firma a proveedores de soluciones tecnológicas que puedan ofrecer estos servicios con un coste más ajustado.

Anuncios

Acerca de Ferrán

Markom de T-Systems
Esta entrada fue publicada en Outsourcing y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s